Episodio Especial: The Walking Dead – El Musical

walking-death-dancing

La música en The Walking Dead es casi tan importante como la historia o las actuaciones.

Cualquier serie climática, en la que el ambiente que rodea a los hechos es tan importante como en esta, no pude dejar librado al azar la elección de su banda sonora.

Bear McCreary es el encargado de componer las piezas instrumentales que escuchamos a lo largo de cada episodio y que nos ayudan a experimentar las mismas sensaciones que los protagonistas. Pero también existe una gran cantidad de canciones comerciales utilizadas a lo largo de las temporadas que acompañan, con música y letra, el desarrollo de los personajes.

¿Cuáles son estas canciones? ¿En qué episodio sonaron? ¿De qué habla su letra?

No te quedes con la duda. Escuchá ahora el último episodio de mitad de temporada de Zombie: Cultura Popular y ponete a bailar con la música de nuestra serie favorita.

Volvé a emocionarte, recordá importantes escenas de la serie, reíte y llorá a través de la magia de la música.

No te olvides. La semana que viene, luego del estreno del 7×09 de The Walking Dead, volvemos con nuestros episodios regulares analizando cada una de las entregas de esta serie. Te esperamos.

 

Por si tenés fiaca y no querés escuchar, te dejamos un breve repaso musical a continuación.

La oscura voz de Johnny Cash es la protagonista de uno de los primeros trailers de The Walking Dead.

Bear McCreary es el compositor de toda la música instrumental que escuchás en la serie, incluído el tema de apertura. Aquí, la interpretación en vivo en medio de un especial de música para TV. No te asustes, pero hay sorpresa.

Además de Carl, el único personaje de la serie a la que hicieron cantar (y en más de una ocasión) fue Beth.

Una de las tantas canciones comerciales utilizadas para los cierres de algunos episodios fue esta de Jamie N. Commons

Quizás el más famoso momento musical de The Walking Dead sea aquel en el que Daryl era torturado con una canción bastante particular. Si te gustó acá podés escucharla durante treinta minutos seguidos.

Esto no es todo. Hay muchas otras canciones para escuchar y para hablar sobre ellas largo y tendido. Escuchá ahora nuestro podcast y sorprendete a vos mismo.

Comentarios