Maten a Dan Brown

Dan_Brown_to_release_new_Robert_Langdon_novel_Inferno_in_May

Dan-Brown

Hace algunos meses terminé de leer la última novela de Dan Brown: Inferno. Basada en La Divina Comedia de Dante Alighieri quien, además de escribir la obra que lo inmortalizó, prestó su nombre para que cada una de las sociedades de fomento italianas de Lanús, se llamen así. Durante el proceso de lectura (y como siempre sucede con las novelas de Dan Brown), mi cerebro almacena todo tipo de datos sobre obras de arte, museos, galerías, fechas históricas y otros detalles que forman parte de las intrigas que plantean sus libros. Al leer la última página de estos, me siento capacitado para discutir ante cualquier persona sobre Da Vinci, el Opus Dei, el Vaticano o el Dante pero, minutos después, los datos almacenados comienzan a desvanecerse paulatinamente hasta desaparecer por completo, dejándome sin nuevos conocimientos y con la sensación de haber leído una buena historia.

InfernoSoy inexperto en temas relacionados con el arte y me entusiasmo al imaginar las exhaustivas investigaciones que Dan Brown debe realizar antes de escribir sus libros, para que estos resulten verosímiles pero, al parecer, la realidad es bastante diferente a lo que yo creía ya que, cada obra que este autor saca a la venta, recibe una ola de críticas enfocadas en la cantidad de errores que se pueden encontrar a largo de sus páginas. Según he leído, en Inferno, ha equivocado datos como la verdadera altura de El David, la ubicación de algunas galerías y fechas históricas que, evidentemente, no han sido chequeadas por el autor, ni por ningún editor responsable, y aunque me disgusta conocer la falta de exactitud en los datos que son fundamentales en el estilo de escritura de Dan Brown, tengo que confesar que no afectan mi experiencia de lectura, la cual solo depende de que la historia sea atrapante y entretenida.

Sin embargo, al igual que en el juego de “las siete diferencias” o “¿Dónde está Wally?”, son muchos los críticos literarios que aguardan la publicación de una nueva novela de este autor para chequear los datos allí escritos y publicar en sus propios blogs, cada uno de los errores encontrados, desentendiéndose así, de lo que los lectores opinan sobre esas novelas: las aman.

Cada novela de Dan Brown se convierte en un éxito de ventas y su correspondiente película, hasta ahora siempre protagonizada por Tom Hanks, y de la cual el mismo Brown participa de la producción, recauda millones de dólares alrededor del mundo.

da-vinci-code-robert-langdon

¿Será que Dan Brown encontró la gallina de los huevos de oro? Yo creo que sí, pero él opina todo lo contrario. Según él mismo cuenta en las entrevistas, se despierta cada día a las cuatro de la madrugada para seguir escribiendo porque se siente obligado a publicar algo, lo suficientemente bueno, como para estar seguro de que será un éxito.

No solo los críticos se ensañan con Dan Brown. Umberto Eco, se refirió a él como “un personaje salido de mis libros”, dando a entender que es una copia de su propio estilo. ¡Ay Umberto!

Existe un dato fundamental por el que, “los especialistas”, también rechazan el éxito de Dan Brown: durante su juventud, el autor, intento sin éxito convertirse en una estrella de la música pop y luego dealgunos discos que pasaron desapercibidos, decidió probar suerte en la literatura. El tiempo demostró que era mucho mejor escritor que cantante y se llenó de dinero.

Para obtener el apoyo de los críticos, evidentemente, se debe fracasar desde pequeño escribiendo libros y no está permitido hacerlo en otro rubro, antes de triunfar en las librerías. Pasó con J.K. Rowling, con E. L. James y por supuesto, pasa con Dan Brown, porque lo que realmente les molesta a quienes viven de decirnos que es lo que deberíamos leer, es que todos estos autores, de la noche a la mañana, se hayan convertido en Best Sellers.

A mí me gustan los libros de Dan Brown. Tengo que reconocer que he leído todos sus libros y que seguiré leyendo los que publique más adelante. Me atrapan, me entretienen y sé que después de leer la primer página, tendré que llegar hasta la última para conocer al verdadero villano porque, a lo largo de la h
istoria, Dan Brown me hará cambiar de parecer muchas veces, hasta sorprenderme con un final inesperado. Además, en casa, es una de los pocos autores que leemos en familia y cuando un nuevo título de él llega a nosotros, peleamos por ver quien lo lee primero.

¿Repite formulas? Si

¿Es haragán para chequear los detalles? Dicen que lo es.

¿Intenta innovar con su estilo de escritura? No.

Pero déjenme repetirlo: Dan Brown es un éxito de ventas. Sus novelas recaudan millones, tanto en librerías como en cines y son de fácil lectura para las personas que no están acostumbradas a leer. Es probable que algún principiante, comience leyendo a Dan Brown y termine leyendo algún libro de Umberto Eco. Por eso, ¡Ay Umberto!

Al igual que muchas personas, sueño con ser escritor y juego a serlo en este y en otros blogs, pero si alguien me dijera que dentro de algunos años, me convertiré en el nuevo Dan Brown, no lo rechazaría por nada en el mundo y estoy seguro de que ningún otro escritor lo haría, porque para ser honestos, este autor está cumpliendo el sueño de todos aquellos que, alguna vez, intentaron esbozar un garabato de historia en un pedazo de papel: escribir, ser leído, publicado y que la historia se convierta en una película.

Página tras página y error tras error, Dan Brown sigue demostrando con cada novela que publica, porque él sigue siendo un éxito de ventas, mientras los críticos, siguen pidiendo a gritos que alguién mate a Dan Brown y a sus lectores.

Maldicion Dan Brown

Artículo publicado originalmente en www.ajenoaltiempo.com

Comentarios