Pinceladas de imaginación – Por Noelia Fuertes

Pinceladas

La mayoría de nosotros hemos tenido la oportunidad, seguramente en la escuela o gracias a alguien de nuestra familia, de que nos cuenten un cuento y luego, de leer y hasta poder elegir nuestras propias historias. Quizás, si en este momento hiciéramos un poco de memoria, podríamos llegar a recordar aquella historia y por qué no la persona que, para nosotros, nos hizo conocer un mundo nuevo, desconocido, lleno de fantasías, y sueños. Cosas maravillosas, tristes, peligrosas e inesperadas suceden y a veces, todo al mismo tiempo; justamente, porque es allí donde todo está permitido.

¿Se preguntaron si alguna vez contaron un cuento? ¿Si dieron la oportunidad de entrar en ese mundo mágico, de soñar, como bien dice José Luis Gallego, marcar en la imaginación del otro una pincelada?

Si bien es algo que cualquiera de nosotros puede hacer, no todos lo hacen. Será que, con el tiempo, se nos habrá vuelto algo tan lejano, que ya no recordamos qué hacer o no encontramos las palabras qué decir; y que ese desconocimiento alimenta cierto miedo frente al cual tendemos a huir o atacar. Muchas veces, suele suceder cuando uno ya es adulto que nos olvidamos de cómo se hace o simplemente lo dejamos de lado, especialmente porque se tiende a pensar y decir que son cosas de chicos, que se está grande para eso.

No nos damos cuenta de todo lo que nos estamos perdiendo, porque el recrear historias nos permite poder conectarnos no solo con el otro sino, también con nosotros mismos, con nuestro mundo interno.

Que seamos adultos, y tengamos responsabilidades que cumplir, no significa que dejemos de imaginar, soñar, narrar y/o jugar. Sin lugar a duda, la narración es una herramienta muy poderosa, “un arte curativo que une y repara”, que nos permite trazar puentes con otros y hacer vínculo. Si no me creen, los invito a tomarse unos minutos, escuchar a José Luis Gallego en “Contando desde los márgenes” a ver si él los termina de convencer y logramos todos, nuevamente, contar historias.


Noelia Fuertes es Licenciada en Psicología de la Universidad de Buenos Aires (M.N. 56065). Se desempeñó como maestra integradora en instituciones educativas y como coordinadora de sala en el Centro Educativo TerapéuticoMi Lugar“. En la actualidad, además de atender pacientes de manera particular, se desempeña en la “Consultoría Psicológica de la escuela Ramón Falcón” en donde atiende a adolescentes que cursan la educación media, como maestra psicóloga en educación especial e integra la Red de Psicólogos con Orientación PsicoanalíticaEntrelazando“.

Más sobre Noelia: En Facebook o En Diario de Babel

 

Comentarios