Reseña: The Walking Dead 8×04 – Some Guy

186385

Responder al llamado cuando alguien te necesita no necesariamente te convierte en una persona valiente pero puede marcar la diferencia entre la persona que sos y la que querés ser. Eso es lo que parece pensar el Rey Ezekiel al comienzo del cuarto episodio de la octava temporada de The Walking Dead cuando, de pie ante un grupo de habitantes del Reino, escuchan su arenga y las razones que los llevan a combatir y a involucrarse en una guerra que parecía no afectarlos.

Curiosamente, frente a ellos, se encuentra Henry, hermano de Benjamim cuya muerte ha sido la razón por la cual Ezekiel decide a tomar parte en la batalla y unirse a Alexandria y Hilltop en contra de los Salvadores.

El final del 8×03 nos había dejado en claro que nada bueno pasaría con el ejército del186428 reino luego de estar expuestos a una feroz balacera de un arma demasiado potente como para protegerse con armaduras de policarbonato. Es justamente el Rey, gracias al valiente accionar de sus comandados, el único sobreviviente del grupo en cuestión quien luego de intentar ponerse de pie con una superficial pero importante herida en la pierna, tiene que escapar de su propio ejército ya convertido en caminantes.

“Esa es tu gente”, le dice un salvador que parece salido de un videoclip de los 80 “Te siguen incluso después de muertos”, durante el intento de tomarlo de rehén para llevarlo hasta el Santuario. Las palabras del villano tratando a Ezekiel de fraude e impostor, parecen calar hondo en el Rey quien no parece tener ni energía ni convicción como para enfrentarse a su captor y desarmarlo a pesar de aprovechar una distracción y ponerse en ventaja.

Sabremos luego, por medio de un flashback de Carol, que jamás tuvo que combatir ni enfrentarse a alguien. La única vez que se vio involucrado en una pelea, fue Shiva quien le puso fin a la misma liquidando a su contrincante. En esa misma conversación entre el rey y nuestra nueva heroína de acción, hablan sobre sus orígenes y el camino que los condujo hasta ese punto. Ezekiel afirma que está listo para convertirse en la persona que todos esperan y le pregunta a Carol si ella siempre fue así de valiente o simplemente, al igual que él, decidió serlo. La historia de esta mujer es conocida por todos. No es necesario que lo cuente por lo que se limita a resumir que tomó la decisión pero que la vida la ayudo tomando alguna decisiones también.

El presente del rey no se ve tan esperanzador como estos flahbacks. Acorralado por los caminantes que se acercan a él y al villano de turno, Ezekiel parece entregarse a la voluntad de quien pretende matarlo para exhibir su cabeza sobre una pica en la puerta del reino. Es por él y por Morales en el episodio anterior, que descubrimos que el plan de Negan es capturar al rey, a Maggie y a Rick, para zombificarlos como un mensaje en la entrada de su cuartel general, pero es por la intervención de Jerry, la última gran promesa cumplida por los creadores de The Walking Dead, partiendo en dos con su hacha a esta parlanchina versión nerd de Negan, que el rey vuelve a salvar su vida.MV5BMmEzNWNjYTMtMzhlMC00Njk5LTllNTQtYjRmYmE0YWE3NDE4XkEyXkFqcGdeQXVyMjA4MDAzNTg@._V1_

La aparición del siempre amable y simpático escudero del rey es tan heroica como sorprendente al verlo bañado en sangre y tierra y en una actitud violenta que, aunque no habíamos visto hasta ahora, todos esperábamos con ansias. No será esta la única vez que el líder del reino necesite ser salvado por otra persona.

En el interior de la base, mientras los Salvadores preparan su escape e intentan cargar rápidamente las armas para solucionar la situación del santuario, Carol los sorprende y logra abatirlos pero tiene que huir ante una segunda tanda de villanos que le impide hacerse con las armas. Luego de seguirlos hasta los vehículos en los que intentan escapar, se ve acorralada por un tiroteo del qué logra salvarse apelando a sus habilidades de aparentar ser una señora indefensa, a pesar de estar fuertemente armada. La resolución de la escena, desarme, apertura de puertas automáticas (y presumiblemente eléctricas) e intervención zombie mediante, es una de las escenas más cuestionables de todo el episodio pero si no fuera porque es Carol quien la llevara a cabo, hubiera resultado mucho peor.The-Walking-Dead-8x04-Promos-Carlost-2017-640x360

Luego de decidir salvar a Jerry y a Ezekiel de la orda de caminantes que los acorrala, dos Salvadores escapan hacia el Santuario pero son detenidos por Rick y Daryl quienes alternan posición en la persecución para lograr quedarse con las armas. Aquella frase tantas veces escuchada y dicha, es tan válida para los personajes como para el director y el equipo que se encargó de rodar pobremente ésta escena de acción: “El fin justifica los medios” y tal como ellos mismos afirman, tienen las armas. El plan continúa su curso normal a pesar de los inconvenientes.

No todo está resuelto para los únicos tres sobrevivientes del reino. Rodeados de caminantes, casi sin municiones y con una pierna y el ánimo del rey en pésimas condiciones, deben escapar por un bosque repleto de zombies afectados por algún líquido contaminante que los convierte en seres aún más asquerosos. Mención de honor para el equipo de maquillaje y efectos especiales que logró, tanto en los soldados del reino convertidos como en los zombies del bosque, un realismo y una descomposición al nivel que la serie nos tiene acostumbrados.

El rey ya no es el mismo. Además de herido se encuentra desanimado y todo lo vivido en los últimos minutos junto con las palabras del salvador muerto por Jerry parecen haberle causado un efecto devastador en él. Insiste con que lo abandonen para que con su sacrifico puedan salvarse sus dos compañeros y no quiere que lo llamen rey o majestad porque se considera “un tipo cualquiera”. Pero no es su momento de sacrificarse sino el de su fiel compañero Shiva quien aparece sorpresivamente para darles una chance al atraer a los caminantes hacia él. A pesar de su tamaño y fiereza, son demasiados como para que pueda abatirlos y cuando se ve rodeado, a pesar de la órden de escapar que le da su amo, cae presa de alguna mordida o rasguño que lo convierte en alimento de la orda.

La escena, que por cuestiones técnicas y presupuestarias sólo vemos en forma parcial, se complementa con la intensidad en el rostro de Ezekiel y los sonidos de Shiva muriendo. Aunque no resulta tan emotiva o devastadora como debería, es bastante efectiva y nos quita del medio a ese problema de cuatro patas inventado por Robert Kirkman para el cómic y que pocas veces se pudo ver en pantalla de la manera que hubiéramos querido.

El contraste entre la escena incial y el final, con los únicos tres sobrevivientes llegando con la moral devastada y siendo observados y juzgados por los habitantes del reino, funciona como una especie de “camino del héroe” a la inversa en el que podemos adivinar que el Rey ya no volverá a sentirse tal o que al menos no lo hará durante algún tiempo.

No son pocos los fanáticos que calificaron este episodio como el mejor de los cuatro emitidos hasta el momento y aunque la trama sigue manteniéndose en el mismo lugar que al inicio de la temporada, el viaje comienza a resultar un poco más emocionante para los televidentes.

LO MEJOR DEL EPISODIO: el maquillaje de los caminantes y la aparición del Jerry que todos queríamos ver.

LO PEOR: toda la persecución de Rick y Daryl a los Salvadores.

LA FRASE: “Si alguien te pide ser un héroe, sé un héroe” de Benjamin a Ezekiel en la temporada anterior, citada por el rey en éste episodio y aplicada a Shiva en su última intervención en esta serie.

Si te quedaste con ganas de más, podés escuchar el análisis completo en nuestro podcast Zombie: Cultura Popular.

Comentarios