Sobre Saramago y Ensayo Sobre la Ceguera

Jose Saramago muy anciano

portada-ensayo-sobre-cegueraEnsayo Sobre la Ceguera es un libro claustrofóbico, que te hace sentir en carne propia las desgracias que atraviesan los protagonistas. Para gente como yo, cuyo miedo más grande es el de quedarse ciego, leer una descripción tan detallada de lo que le sucede a las personas luego de perder la vista, resulta escalofriante.

Siempre digo que Saramago pudo haber sido un gran terrorista. Por suerte decidió ser escritor pero su conocimiento de las conductas humanas le permitió jugar a destruir la humanidad en varias ocasiones. En Ensayo Sobre la Lucidez, luego de que el pueblo decidiera votar en blanco, la clase política enloquece y descarga su ira contra los no votantes; en Las Intermitencias de la Muerte, las personas dejan de morir de un día para el otro y lo que parece ser una bendición, termina colapsando el sistema de salud y financiero, y en Ensayo Sobre la Ceguera, una repentina “peste” que no presenta síntomas clínicos, se propaga entre la sociedad, privándola de uno de sus sentidos más preciados: la vista.

Presas del miedo y de su propia ignorancia, los responsables de mantener el orden y la razón, toman medidas desafortunadas, las cuales en lugar de contener la enfermedad, precipitan el colapso social y la anarquía.

A lo largo de esta novela, seguiremos las aventuras de un grupo de ciegos guiados por la única persona que todavía puede ver y que los ayudará, no solo a sobrevivir, sino también a conservar sus últimos rasgos de humanidad. Alimentarse, ir al baño e higienizarse, serán algunos de los desafíos a los que se enfrentará el grupo, así como también a los abusos de otros grupos y personas acostumbradas a vivir con esta discapacidad. La historia nos describe con lujo de detalles la forma en que la humanidad se abandona a si misma e intenta sobrevivir en medio de una ciudad devastada y abandonada a los ciegos, que la recorren en busca de comida y un lugar para dormir. En medio de su recorrido, los protagonistas se encontraran con algunos personajes coloridos, como un perro que se une a la “manada” o un escritor (ciego) que intenta documentar la historia en papel, con la esperanza de que algún día pueda ser leída por alguien.

Ensayo Sobre la Ceguera sorprende por el nivel de detalle con el que está narrada la decadencia humana y por lo paulatino de esta descripción. Los humanos demoran en tomar consciencia de lo que está sucediendo y en asumir la nueva realidad a la que se enfrentan, hasta que no pueden hacer más que aceptarla, aunque ya sea demasiado tarde.

Es un libro duro, como dije antes, claustrofóbico, que genera en el lector una sensación de asfixia y lo obliga a mirar a su alrededor para confirmar que sus ojos aún funcionan correctamente. Porque aunque esto que narra Saramago sea ficción, la calidad de su escritura no deja dudas de que cualquiera de estas situaciones podrían suceder exactamente como él las imaginó.

Vale la pena mencionar la existencia de una versión cinematográfica de esta historia, protagonizada por la recientemente ganadora del Oscar Julianne Moore y Mark Ruffalo, que no aporta nada nuevo a la novela pero puede servir como complemento visual de aquello que imaginamos durante su lectura.

Comentarios