Upa en Apuros – La Obra de Dante Quinterno

Patoruzú

Patoruzú

La Guerra Gaucha es una película argentina del año 1942, considerada, en ese momento, como la mejor película nacional. Es un film épico en el que se narra la revolución liderada por Martín Miguel de Güemes en La Pampa, durante 1817. El día de su estreno, minutos antes del inicio de la proyección, pudo verse en la pantalla del cine Ambassador el primer cortometraje argentino de dibujos animados a color: Upa En Apuros, llevado a cabo por el equipo liderado por Dante Quinterno, dibujante y creador del Cacique Patoruzú.

Quinterno descubrió su vocación cuando era un niño. Según él mismo cuenta, se dedicaba a garabatear sobre cualquier superficie, y en la escuela, se entretenía realizando caricaturas de los próceres argentinos. A los 14 años, publicó sus primeros dibujos en la sección de lectores de Páginas de Columba, en los que recreaba la escena en la que Luis Ángel Firpo derribaba del ring a Jack Dempsey, en aquella histórica batalla sobre el ring del Polo Grounds de Nueva York. Trabajó como ayudante de importantes dibujantes como “El curuguaMono” Taborda y Arturo Lanteri y en 1925, con guion de Carlos Leroy, vio la luz el personaje Panitruco, debutando así como dibujante profesional. De ahí en más, la pluma de Quinterno dio vida a diversos personajes como Manolo Quaranta, Don Fermín y Don Gil Contento. Sería en esta última tira, publicada en el diario Crítica, en la que por primera vez aparecería un personaje llamado “Curugua-Curiguagüigua“, afortunadamente rebautizado Patoruzú.

Desde entonces, Dante Quinterno y Patoruzú formaron una dupla que hizo historia en el universo de la historieta argentina. La revista que su propia editorial publicaba, con las aventuras del cacique tehuelche, fue la primera en tener éxito sin necesidad de involucrar a un personaje extranjero. Quinterno fue pionero en crear un mundo completo al rededor del personaje del Cacique: Isidoro, La Chacha, Upa y Patora, fueron algunas de las creaciones con los que el dibujante logró construir una especie de imperio de la historieta, lanzando diferentes revistas con historias que se desprendían del personaje principal. Al día de hoy, todavía pueden conseguirse, en cualquier quiosco de revistas, los títulos Andanzas de Patoruzú, Locuras de Isidoro y Correrías de Patoruzito, que han trascendido generaciones completas de lectores y salvo contadas excepciones, jamás han dejado de publicarse.

Además de su talento natural, Quinterno era un obsesivo por el estudio y trabajo. Buscaba la perfección en cada uno de sus trazos y se preocupaba por la calidad de todas sus obras. Su pasión por los dibujos y la animación, lo llevo a viajar a Estados Unidos para estudiar producción de dibujos animados con los creadores de Betty Boop y Popeye (Max y Dave Fleischer). Allí, conoció y estableció una amistosa relación con el mismísimo Walt Disney, quien luego del estreno de Upa en Apuros, intentaría convencer a Quinterno para que trabajara con él.La_guerra_gaucha-programa

De regreso en Argentina, Dante Quinterno decidió dedicarse a la animación y liderando un prestigioso equipo de trabajo, dieron vida al primer dibujo animado realizado en color de toda Latinoamérica. La idea original de Quinterno, era realizar un largometraje, pero como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, fue prácticamente imposible conseguir película virgen para filmarlo, razón por la cual terminó siendo un corto de 11 minutos, estrenado un 20 de noviembre de 1942.

La repercusión fue enorme, despertando todo tipo de críticas favorables y ganando gran cantidad de premios. Aún hoy, puede notarse la calidad técnica del corto que fascinó a Walt Disney por su tratamiento de color.

upa

AdventuresComo si todavía le quedaran cosas por hacer, Dante Quinterno logró, entre 1941 y 1948, que la tira del cacique Patoruzú, fuera publicada en un diario de New York, llegando incluso a publicar dos números de la revista The Adventures of Patoruzú.

Una vez alejado de los dibujos, Quinterno se dedicó a la actividad rural sin dejar de cuidar la calidad de sus creaciones, las cuales continuaba supervisando celosamente. Quienes trabajaron con él, hablan de una persona exigente al límite, pero también generosa y dispuesta a transmitir todos sus conocimientos.

La vida y obra de Dante Quinterno es intensa y sorprendente. Quizás cueste tomar consciencia de la importancia que cada uno de sus logros representa para la historieta argentina, sobre todo si se tiene en cuenta la época en la que estos fueron logrados. La primer revista de historietas de un personaje nacional, el primer dibujo animado a color de la región, su propia editorial y el sindicato de dibujantes, son algunos de los éxitos que se desprenden de sus propios dibujos.

Sin embargo, el impacto que Dante Quinterno tuvo en la vida de los argentinos, puede medirse en la cantidad de generaciones a las que sus personajes llevan divirtiendo. Yo mismo he sido coleccionista de sus historietas y antes de conocer a importantes personajes del mundo del cómic internacional, han sido Patoruzú, Isidoro y Cachorra, quienes me permitieron enamorarme de este hermoso estilo de contar historias.

Dante

Comentarios